Loading

Campanya Votar es un derecho

Iniciatives

En los últimos años han sucedido reivindicaciones históricas en políticas migratorias y de extranjería, como la oposición a la existencia de los CIE y el modelo de control de fronteras y de asilo, así como la lucha contra el racismo institucional y la criminalización de la inmigración, han adquirido más legitimación social. Esto ha permitido situar la libre circulación de personas como pilar fundamental del respeto a los derechos humanos, inherente a la condición de persona. Sin embargo, esto no es suficiente, todavía falta conseguir la inclusión y la igualdad plena. Los discursos asistencialistas y paternalistas aún no están superados, segregan a la población extranjera y la reducen a ser objeto pasivo.

Hay que revertir una situación de vulneración de derechos que se está dando desde hace décadas. Las personas extranjeras deben tener reconocido su derecho a ser sujetos políticos activos, dotando de herramientas su rol de agentes transformadores de la sociedad.

El derecho al voto, activo y pasivo, es decir, a elegir y ser elegido, en el marco del derecho a participar de la vida política de la sociedad, forma parte indisociable del conjunto de derechos civiles y políticos, tal como lo define el pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966, en el artículo 25. Més informació

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *